El enfrentamiento

mars 14, 2007

    OH por Dios. Así era la traducción que le daban a las chicas brutas de 90210 cuando algo les provocaba… carajo, me importa muy poco lo que les provocaba pero hace un instante me salió de la boca y en voz alta: ¡OH por Dios!     Entonces quién será más bruta pensé ¿la computadora o yo o las idiotitas actrices de aquéllas producciones televisivas? 

     Se borró todo lo que llevaba escrito y ahora necesito al Chapulín Colorado porque prometí al Señor de Hojalata explicar a fondo lo que sucedía con mis letras. Lo siento Tin Man pero apenas recuerdo que empezaba diciendo algo parecido a:”…si ya leyeron el post anterior sabrán que soy YO y Yo nada más la que escribe” después agradecí tus saludos al Neto (que por cierto no entra mucho a Siphoramlandia) y también dije que tenías todo el derecho de preocuparte por mis letras.     En sí, a quienes les moleste o incomode mi divagar continuo les sugiero se pongan un cinturón porque hemos entrado ya a la fila y no hay manera de salirse (diría
la Damita) pronto empezará la adrenalina de una montaña rusa que dura aproximadamente lo que dura fumarse un cigarrillo: Siete minutos. Yo tengo una flor de tabaco, es una rosa y viene de lejos.
 

   Mi abuela está muy enferma; por eso no me gusta echar raíces, no quiero que me enteren de nada y quiero enterarme.  Con un carajo… verdaderamente me agobia hasta la fecha pensar en la muerte; no lloro ni tomo té pero ¿a dónde he de jalar ahora? ¿Hacia Asia? Creo en el estrecho de Bering y no tengo idea de cómo se escribe. 

    He luchado duramente, la reflexión genera cansancio físico, mental, espiritual… diarrea. Pero mi diarrea no me va a matar, no me despojará de este cuerpo… a otros, a los grandes, los de la edad dorada sí. Páncreas es una palabra dolorosa. Ya no más por favor, no más.    Atención dispersa, válida en mi noche. 

    Encuentro papeles, buceo como Enzo para darle eslabón a mi cadena; he besado a mis perros como quien besa por primera vez el principio del camino amarillo. No tengo principios luego, tengo un guión circular que se hace llamar VIDA. Obtengo datos. 

-Un panfleto: Adictos anónimos a las relaciones. 

-Un desplegado de números por semana, por tres semanas, por seis semanas (en dólares) para huir a Jacksonville, el año: 1999. 

-La factura de mi primer folio de recibos de honorarios. 

-Una libreta que explica paso a paso cómo chatear y más adelante un pensamiento: “El deseo de regresar al pasado, la niñez y las etapas de nuestra vida donde todo era honesto jamás termina, pero hay que vivir en el presente” 

-Un examen general de orina donde por lo menos en el renglón de color se lee: Amarillo. 

-Mis calificaciones de bachillerato. Obvio un seis enorme en química. 

-Una libreta enorme y de pasta dura totalmente decorada con fotos de los Vétales; en el interior dibujos representando distintos tipos de abrazos y canciones dedicadas a mis primeros novios. Importante la constante a pesar de mi virginal ser (literalmente). Lo siguiente es trascripción y si duele mucho, se quedará a medias ¿de acuerdo? 

    A veces la propia historia cansa, llega el momento en que ya no queremos saber nada de nosotros mismos; hemos hablado demasiado, llorado demasiado, contado demasiado. Por nosotros, de nuestra alma, de uno mismo. Sin embargo es inútil alejar la fuerza que provoca ese “yo” que significan viajes, paseos y carreteras, gente, música y toda una vida entera. Entonces queremos reservar todo eso para un libro que la mayoría de las veces empezamos y no llegamos a terminar. 

    La humedad levantaba del frío mármol aire caliente que molestaba junto con los insectos del lugar. Entonces la gente regresaba por el largo camino del cementerio para empezar una vida sin la persona que había muerto.    Al llegar a la casa vacía sin ruido ni personas, lloré, lloré profundamente por más de una hora pensando lo poco que sabía de la vida y todos los errores cometidos en esta. No era justo, sigue sin serlo. Mis lágrimas aunque sea cruel reconocerlo; corrían por mí más que por el sepelio que acababa de vivir, en realidad no había muchos lazos que me unieran a ese dolor… ésta vez había sido cuestión de educación. 

    Removidos todos esos sentimientos pasados, empecé a escribir un libro basado en otros años con un poco de esto y otro más de aquello, olvidando mi edad me transporté como en una máquina del tiempo a donde dejé la mitad de mi vida. 

“Prometo irme algún día de este lugar. Ya sólo tengo malos momentos guardados; no es justo. No vale la pena este mundo, sólo uno siente en verdad cada día que pasa. Los chicos ven de la vida la acción y la violencia, se limitan de reconocer la tristeza y los sentimientos como en las películas, yo sólo recolecto de cada una de ellas lo que más me llega, lo que me duele pero no se me olvida como las marcas que les hacen a las vacas. Les perforan la piel y cuando más les duele es cuando saben que ahí les quedará por siempre hasta que hagan de ellas filetes o mueran de hambre por la porquería de pasto que les da el dueño.      Cruel y corta es la vida… como la felicidad que te arrebatan de las manos-así escribía yo cuando tenía 16 años. Ha pasado tiempo y encontré estos papeles, recortes, cartas y anuncios del periódico. Todo para el libro de una vida que todavía no acaba y nunca terminaré de escribir. /Visiones de un futuro no muy lejano/Sifo

2/II/1992

 

YO EN PRESENTE 

   Seguí leyendo y supe que me quedé en el capítulo número 8. La historia no es mala, pero ya lo dijo la que se creía adulto: Nunca terminaré de escribir. Un recuerdo de mis principios en la radio… 

   

Si tú, si yo…

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

%d blogueurs aiment cette page :